Trailers y campañas diferenciales.

El otro día platicando se me ocurrió una idea muy simple que, hasta donde se, no ha sido considerada en ciertos modelos de Marketing. En breve, la idea es tomar un modelo parecido a los de valuación de un forward, con ciertas diferencias, que permitan aplicarlo a la siguiente situación: somos un estudio de Hollywood a punto de lanzar una película. Por simplicidad, contamos con un producto con un cierto valor en el mercado, determinado exógenamente (si bien, una apropiada administración y experiencia en el mercado serían determinantes realistas que nos permitirían controlar esta variable, también podríamos agregar que existe un factor de subjetividad en la valoración de la película. Podría ser una variable aleatoria, pero sospecho que eso solo complicaría el modelo sin que esto aporte gran cosa al análisis) y nuestro objetivo es maximizar nuestras ganancias en la venta de este producto. Hay un periodo de tiempo de campaña de la película, donde se generan las expectativas de la película. Obviamente una campaña tiene costo, por lo que hay un presupuesto limitado de campaña, pero mas importante que eso: el valor real de las ganancias está determinado en parte por la diferencia entre la valoración real de la película y la valoración esperada en el momento terminal del juego.

Los agentes observan la campaña y se forman una expectativa del valor, decidiendo la proporción de ellos que van a ir a verla. Sin embargo, la verán en dos etapas: primero, los “early adopters” entran y generan sus críticas, y el resto las observa. Ellos deciden después que proporción irá a verla. La empresa suma sus ganancias en base a esta decisión.

[En proceso]

Anuncios

Se solicitan hackers en Economía

El problema con la economía es que está siendo manejada por economistas. Siendo yo mismo uno, me atribuyo ciertas libertades para pensar de esta manera.

El asunto es que el entrenamiento de los economistas está generalmente diseñado para ver hacia atrás. Esto en general es bueno en las ciencias sociales, pues nos permite evitar cometer los mismos errores y tratar de emplear nuevas herramientas en base a lo que se ha hecho en el pasado, tratando de evitar los desatinos y de emular los aciertos. Sin embargo, es necesario tener más futuristas y hackers en las filas de los economistas.

La razón es muy simple: se requiere de personas que mantengan en su mente que el objetivo es transformar el futuro, no sólo aprender mas de él. Se necesitan hackers: personas que no sólo se preguntan “Que hace esto?”, sino “Que puedo hacer que esto haga?”.

Obviamente, es mucho mas difícil implementar ideas cuando en muchos de los casos aún no tenemos la más mínima idea de qué es lo que sucede, sin contar lo complicado que es manipular sistemas sociales para realizar experimentos (a menos de que seas un dictador). Tal vez aún no estamos en la era en la que sea equiparable tener “hackers de la economía”.

Esto no quiere decir que el estilo de pensamiento de los hackers no sea útil en economía. Al contrario, es necesario que existan quieres tengan la intención de experimentar la ingeniería de una economía. La mayoría de los sistemas económicos democráticos existentes hasta hoy han surgido, no son diseñados con ingeniería. Tiene sentido, pues para controlar tantas variables se requiere concentrar una gran proporción del poder de una economía, lo cual conlleva sus propios problemas.

Que sistema de gobernanza podría ser mas amigable para la experimentación sin sacrificar la libertad?

Contaminación en CDMX

El tema de hoy es la contaminación en la CDMX. Ha sido fuente de memes, de chistes y de que todo mundo sale a dar su opinión sobre las causas y las soluciones. Nunca son las posibles soluciones, por cierto, sino las “únicas” soluciones.

Una de las respuestas populares se refiere a la sobre población. El argumento implícito es el famoso “ya somos muchos y no cabemos en la ciudad”, y es posible que sea cierto. En realidad, hay muchas variables que podrían decirnos que la Ciudad de México está excediendo la capacidad óptima de habitantes que permita una coexistencia armoniosa, pero sospecho que no es el panorama completo aún. Después de todo, no es algo totalmente nuevo en realidad, y mucho de lo que se produce en la ciudad se consume en distintos lugares de la república. De cualquier modo, es un tema al que hay que ponerle atención: si queremos un equilibrio con una pirámide poblacional que no exceda la capacidad de las ciudades, pero no queremos tener los mismos problemas que Japón o los países nórdicos.

Otra interesante que he visto es la respuesta clásica de un neoclásico: “aumentar los impuestos a la gasolina”. Por supuesto, es muy atractiva porque hace que muchos pongan el grito en el cielo. A veces los economistas miden así lo “innovador” de sus propuestas. No estoy seguro de que quienes lo proponen estén viendo el panorama completo. Cierto que la propuesta tiene la bondad de resolver el problema con el uso de una sola variable, de manera elegante y de forma tal que el mercado se encargue de lo demás.

El problema es que, si no hay respuesta ágil de las empresas ante tales medidas, podría ser necesario implementar a la par mas opciones para los individuos en la ciudad, si es que se desea que no se vulnere la calidad de vida en nombre de la libertad de consumo. Afortunadamente la entrada al mercado de opciones como Uber, con UberPool y su opción verde podrían ayudar al problema, y no sé la capacidad de respuesta de otras empresas que podrían ver incrementada su demanda.

De cualquier modo, las empresas reaccionan generalmente en una especie de proceso de prueba y error y no se puede esperar que surjan innovaciones que no existan en otras ciudades de forma espontánea, es necesario pensar a largo plazo e incluir una mejor red de ciclovías, y, por supuesto, la seguridad de las calles apropiadas para que se usen.

Que otras causas me faltó mencionar? Que soluciones les parecen interesantes?

¿Cómo cambiarías el sistema educativo?

Educar personas es complicado. Y sinceramente creo que a nivel sociedad hasta el momento hemos seguido un proceso tipo evolutivo de aprendizaje acerca de los métodos de aprendizaje. Es decir, es posible que en teoría existan aquellos que conozcan los métodos más eficientes para insertar conocimiento en las personas, pero realizar esto es un esfuerzo conjunto. Los profesores son simplemente quienes están al frente de batalla, con un aparato de instituciones que los respaldan para realizar su labor.

El asunto es que, sea por las razones que sea, los métodos que acaban siendo implementados al final al alumno no resultan los más eficientes para llegar al objetivo. Un ejemplo de esto es los tamaños de los grupos. Está demostrado que los grupos pequeños tienen mejores resultados que los grandes. En teoría podríamos calcular el número óptimo de alumnos (posiblemente ya se haya hecho, pero como no es el tema central de este post, omitiré hacer la búsqueda. Además, es posible que sea necesario hacerlo de nuevo en diversos casos particulares e.g. zonas urbanas vs rurales, etc). A esto podemos agregar otros óptimos, como el número de horas dedicadas a distintos tipos de actividades, la cantidad de tarea que hay que dejar (aunque este podría ser muy variable dependiendo del tema).

Al final de cuentas, lo que importa es que se utilice una forma de proceso administrativo que permita construir un sistema de enseñanza más eficiente. El problema es que generalmente los programas educativos se fundamentan en objetivos distintos y en muchas ocasiones contrarios. Por lo tanto, el sistema no es posible diseñarlo como se diseña un sistema de drenaje, sino que simplemente emerge, como un río. El río es bueno, es buen diseño, pero no está adaptado a nuestras necesidades. La analogía continúa si consideramos que al construir este río estamos obligando a muchos estudiantes a caminar grandes distancias para poder acercarse a la fuente de agua. En muchos casos, la distancia suele ser mas costosa que los beneficios de acercarse al río (y, por supuesto, mueren académicamente. Es decir, desertan), y en otros es suficiente como para que el aprovechamiento no sea óptimo. Sólo quienes “viven cerca” del río, es decir, quienes están mejor adaptados para aprender con las condiciones dadas.

Uno de mis mayores problemas con el sistema educativo en muchos casos es el énfasis en la memorización. En general no tiene mucho sentido el conocer términos complicados, mas allá de la comunicación efectiva con quienes se trabaja en el tema, sin embargo, sigo viendo que muchos exámenes están diseñados para premiar a quien más términos extraños conoce, aún cuando no sepa bien su aplicación. Que mas da no saber los nombres de los organelos, si aún piensas que los antibióticos pueden eliminar un virus.

Este problema puede presentarse aún en ingenierías, cuando se pretende que los alumnos se den por enterados de un tema con saber aplicar ciertas fórmulas, sin conocer su origen ni poder darle un seguimiento lógico a las ideas que están detrás de lo que aprendieron. El resultado es que muy pocos tienen la capacidad creativa requerida para resolver problemas nuevos de maneras específicas. En finanzas el problema es muy similar. Cuando se habla de probabilidad, una de mis formas favoritas de abordar el tema es el problema del cumpleaños, por ser fácil de relacionar con la vida diaria, contraintuitivo y hasta un tema que puede generar conversaciones interesantes. Sin embargo los profesores esperan que los alumnos aprendan las fórmulas sin ningún contexto y sin ninguna aplicación. Otro ejemplo es el uso del número e para el interés compuesto. Su presencia puede resultar extraña y misteriosa sin conceptos como límites y el infinito, y sin embargo se pide que se tome como dado.

No los culpo. Llegar a ciertas ideas y a ciertos conceptos suele ser tardado y complejo y tratar de transmitir esas ideas a 30 o 40 alumnos que muestran indiferencia suele ser frustrante. Sin embargo, es imperante que encontremos mejores maneras de lograrlo. No podemos esperar que todas esas ideas las transmita una sola persona frente al grupo: estamos mandando a nuestro frente de batalla solo sin caballería a quien llamar. Es necesario recordar que es trabajo en equipo.

Recomendación de canal de Youtube: Prager University

Seré un poco perezoso en este post y dejaré al lector investigar a profundidad sobre el origen del canal, sus patrocinadores y objetivos principales. Me enfocaré en cambio en las razones por las que me llamó la atención.

El primer video que me enganchó fue sobre el arte moderno: Porque es tan malo?


En algún post pasado hice algún post en el que despotricaba acerca de este fenómeno. En la actualidad tengo un poco más de tolerancia acerca de cierto arte moderno, siempre que existan ciertos estándares de estética en ellos. Si me presentan “arte” cuyo único estándar sea la expresión individual del que lo realiza, no dudaré en darle la espalda. En este video explican con bastante precisión cómo los estándares han sido derrocados por diversos movimientos y por alguna razón se mantiene la aprobación de fenómenos extraños como una roca con valor exhorbitante. Una roca!

pollock-the-key

Hay ciertas obras de arte abstracto que logran los objetivos últimos del arte, que es transmitir emociones. En ocasiones lo importante es llegar directamente a las emociones sin pasar por el proceso de interpretación. Pero para eso se requiere mucha precisión.

Otro de los videos interesantes que me encontré tiene que ver con Greenpeace y uno de sus co-fundadores.


Una de mis mayores quejas (que regularmente no externalizo para evitar discusiones estériles y perder amigos de forma gratuita) de las discusiones de ambientalistas es la falta de conocimiento científico en las que se envuelven. Como bien lo menciona Patrick Moore en el video, las generalizaciones pueden ser muy dañinas. En lo particular me parece terrible el daño realizado por la estigmatización de los organismos genéticamente modificados (GMO’s). Hay un punto en particular que me parece doloroso, que son las vidas que se podrían salvar con ciertos GMO’s. Lo peor es que no es algo que se deba generalizar a la ligera, el asunto es complejo y se está tratando de entender cada vez mejor, y debería tratarse como tal, como una pregunta abierta.

Disfruten el canal!

Guerra de desgaste por territorios del Narco

Aunque nuestra generación está acostumbrada a la existencia de naciones-estado, con límites territoriales definidos y reglas aceptadas en un consenso casi generalizado, en realidad esta situación históricamente se puede considerar como la excepción, mas que la regla. Existen aún el la actualidad territorios que escapan a la estructura de organización pública tradicional y que se rigen aún  por la regla del más fuerte. Un caso notable en el contexto actual es la ocupación de territorios por medio de la guerra con intereses económicos, tales como los observados en medio oriente por grupos terroristas como DAESH/ISIS o los cárteles mexicanos de la droga.

Ambos grupos delincuenciales se caracterizan por obtener una parte de sus ingresos de la obtención de “plazas” en ciertos territorios, de los cuales pueden obtener ganancias por operaciones como extorsión y secuestros. En México, existen zonas en las cuales la “pertenencia” de la plaza está bien definida, sin embargo, hay otras que permanecen en conflicto y cuyo estado sólo se estabiliza tras una “guerra de desgaste” entre ambas organizaciones. Esta acción significa costos para los dos, y dependiendo de sus capacidades e interés de la plaza se dará la guerra.

La predicción de los efectos de una guerra de desgaste entre grupos criminales, puede ser útil para organismos gubernamentales con interés en restablecer la paz en las zonas de conflicto, con la ayuda de información económica.

Para el análisis de este problema podemos recurrir a un modelo de tipo Lanchester, usado para contextos de guerra y que en economía suele ser usado para analizar problemas de gastos óptimos en mercadotecnia. Haremos uso de teoría de juegos para encontrar los gastos de los cárteles, y, asumiendo racionalidad en el uso de sus recursos, encontraremos el gasto que deberán hacer en un “equilibrio de Nash”, bajo un modelo en el que la posesión del territorio es una variable dependiente del tiempo definida por una ecuación diferencial que depende del gasto en guerra de los cárteles que disputan la plaza.

(Continuará…)

Cárteles y el precio del petróleo

El mercado del petróleo es altamente complejo. Esto se debe a que su extracción requiere de mucha tecnología y de conocimientos especializados, que impiden que cualquier persona sea capaz de explotarlo adecuadamente o de simplemente aprender a hacerlo a la brevedad. Otra razón que lo complica es que la forma en que cada país lo administra difiere y la forma en que se distribuye no lo hace más fácil.

A esto hay que añadir la existencia de cárteles, como la OPEP, que se encargan de regular el precio manteniendo la producción a niveles inferiores a los que se extraería el hidrocarburo de manera natural. El problema es que estas negociaciones podrían no estar haciendo el cálculo correcto en el que los países no tengan incentivos a desviarse del acuerdo, o bien, las circunstancias con las que el acuerdo se realiza podrían cambiar a lo largo del tiempo.

Esto es lo que sucede en la actualidad, con Venezuela al borde de un colapso económico y político, su necesidad de fondos le hace imposible querer mantener las ventas por abajo de lo pactado. En la literatura de teoría de juegos, es posible encontrar como un fenómeno muy común que la desviación de uno de los agentes de la colusión suele significar que los demás agentes prefieran salir del acuerdo y realizar coaliciones menores o bien, trabajar solos. El que se mantenga la confianza en el acuerdo suele ser importante, y, si bien en ocasiones se permiten niveles bajos de desviación, una salida tan flagrante de la cooperación suele hacer que el resto de los miembros se desbanden.

En consecuencia, cada agente está viendo por sus propios intereses en la actualidad. Medio oriente está produciendo mucho, y será aún más con la entrada de Irán tras el levantamiento de sanciones. Estados Unidos, país que tradicionalmente solía acumular reservas, se encuentra vendiendo su petróleo a refinerías en Europa, pues su oferta está excediendo enormemente su demanda, incrementada con el Fracking. A todo esto hay que sumarle los territorios de los que se apropia DAESH, cuyos ingresos provienen del petróleo, además de los negocios del territorio (véase este reportaje), ellos no tienen incentivos para regular su nivel de producción.

Además, la demanda ha disminuido dramáticamente: la desaceleración de China es un factor importante, y el auge de energías alternativas en Europa es otra (yo le daría mas peso a China, pero no he visto las cifras, si alguien las tiene y las gusta comentar, se agradece).

Los efectos de la caída del petróleo son diversos y conocidos y no serán discutidos en el texto presente. Las interrogantes que este tema presenta conciernen a investigadores en teoría de juegos alrededor de los niveles de producción que podrían generar una coalición estable.

 

 

Referencias:

https://www.researchgate.net/publication/287214861_Sustainability_of_Cooperation_in_Dynamic_Games_Played_over_Event_Trees_A_tutorial