Poner un negocio es como tener sexo

Todo mundo habla de ello, algunos lo glorifican, algunos lo critican y sienten aversión por quienes lo hacen (pero en realidad les tienen envidia por que ellos mismos no lo están haciendo). Pero en realidad es, o debe ser, la cosa más natural del mundo.

Además de eso, los negocios (o el dinero) y el sexo a veces parecieran ser un tema tabú, algo que en algunas familias no se discute en la mesa. Pero a pesar de eso, hablarlo es algo que se debiera hacer, pues es algo que con lo que será inevitable convivir, es mejor estar bien informado. Y en realidad es algo que debiera ser de lo más natural del mundo, nada de glorificarlo, nada de ocultarlo, solamente vivirlo y disfrutarlo.

Pero además, se trata de dos actividades que no se pueden describir con palabras, hay que vivirlas, ¡no hay de otra!. Y a pesar de eso hay miles de blogs dedicados a intentar describirlo, discutiendo todos los pormenores involucrados.

Beakman en México: es para tanto?

Tengo sentimientos encontrados respecto a la visita de Beakman que hizo en la UNAM.
Por un lado, me encantó de niño ese programa. No me lo perdía. Mi hermano y yo lo veíamos y comentábamos frecuentemente e incluso sacábamos bromas de ahí (sobre todo las tonterías de Lester). Aprendí muchas cosas de él y su programa y me encantaría que si alguna vez llego a tener hijos, ellos puedan disfrutar de un programa igual o mejor para aprender de ciencia y de la vida.

Por el otro lado, no entiendo la conmoción. Sobre todo por que quienes lo disfrutamos ya pasó el tiempo en que nos produzca placer ver a alguien en bata verde haciendo gang signs mientras enseña de ciencia, eso era en los noventa. Tal vez el mercado eran padres que llevaron a sus hijos a disfrutar lo mismo, pero aún así hay mucho que no entiendo.
En cierto modo tengo que admitir que me molesta un poco, sobre todo por que Paul Zagoon es un actor, no un científico. Como dije, tengo sentimientos encontrados porque aún considero de suma importancia la divulgación científica a nivel básico, que es lo que el va a hacer: dar demostraciones de que la ciencia es maravillosa, y bien que le hace falta a México este tipo de presentaciones.
Pero me molesta porque no necesitamos que venga Beakman para eso, el tipo de demostraciones que viene a realizar son las mismas que encontramos en Universum.
Por supuesto que es genial que venga para que pueda alguien discutir esto, que sería maravilloso que todos los profesores de ciencia en educación básica aprendieran a realizar este tipo de espectáculos. En edades tempranas la educación debe ser una ventana a las maravillas de la ciencia, el objetivo debería ser inspirar, no adoctrinar.
Tal vez si esto se diera, que viniera Beakman no causaría tanta conmoción, pues lo que viene a decir no es nada nuevo, y entonces tal vez no saciaríamos nuestra hambre de conocimientos sino con verdaderos científicos, en el borde del conocimiento y realizando presentaciones totalmente asombrosas y que desafíen todo paradigma hasta el momento en biología, física, matemáticas, química, economía y tantas ramas del conocimiento en las que hay aún mucho por aprender.