Ser publisher es intensivo en trabajo, cierto?

Un publisher en la industria de los videojuegos tiene grandes similitudes con las casas disqueras en la industria de la música. Ambos son mercados de información, por lo que el modelo pudo sobrevivir bajo el mismo esquema durante algún tiempo y el comparativo no resulta muy alocado. Por esta razón, es complicado imaginar, pensando en términos de un estudio de ventajas comparativas, que ser un Publisher sea algo que una nación en desarrollo pueda contemplar como opción de desarrollo, eso es algo a lo que se dedican los países desarrollados.

Pero si desglosamos sus actividades, resulta que se trata de trabajo, que si bien es más especializado, sigue siendo trabajo. Actividades de Mercadotecnia, Relaciones Públicas y Negocios ocupan la mayor parte de lo que estas empresas hacen. La captación de talentos y el desarrollo de sus bienes de información son algo en lo que el capital es en general una inversión que se hace una única vez.

La diferencia tal vez estriba en el costo del capital de trabajo. Iniciar un estudio de desarrollo requiere que sólo se gaste en el equipo, en los trabajadores y en gasto corriente. El negocio de un publisher estriba en el riesgo y en las relaciones públicas. La generación de una red de distribución eficaz es clave para este negocio para reducir al máximo el riesgo de sus proyectos. También lo es una evaluación exhaustiva de los proyectos que toma. Algunos publishers se encargan de los gastos de publicidad y promoción, pero también los hay que sólo “rentan” su red de distribución por un porcentaje de las ganancias. Esta red es un activo que toma mucho dinero, tiempo y trabajo en crearse, pero es cierto modo una especie de capital intangible. Si lo vemos en cierto nivel de abstracción, podemos notar que es una “máquina que vende videojuegos”. Es costosa, pero con un adecuado mantenimiento, esta máquina logra que con poca labor, la venta de videojuegos sea más sencilla. Como la demanda es limitada, el mercado es un juego de suma cero en el que los publishers más grandes, con su “máquina de vender juegos” más grande, suelen significar barreras enormes para países desarrollados al desarrollo de un mercado propio.

Así que este activo, la “máquina de vender juegos”, tiene características de un bien de capital, pero su naturaleza limitada hace que se comporte como un bien “tierra”. Ciertamente, el publisher en lo que más invierte su capital de trabajo inicial, pues, no es en factor trabajo. Por mucho que el análisis de su gasto corriente lo pueda indicar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s