Teoría Monetaria 1

Existe una idea que cambia todo en las teorías económicas. TODO.

Pareciera un poco exagerado afirmar algo así, pero la verdad es que es una idea sencilla, que al parecer representa una pequeña pero importante omisión en las teorías fundamentales de los clásicos y neoclásicos. Y es que, al parecer, se les olvidó el dinero.

La mayoría de los postulados sobre la economía, aunque parecen hablar de una economía con dinero -por conceptos como precio, ahorros, etc -en realidad son economías de trueque. El dinero, si existe, se considera solamente una herramienta de intercambio, sin efectos. Es la teoría de la neutralidad del dinero la que rige. Pero ese pequeño concepto lo cambia todo:

Los bancos crean dinero

Son cuatro palabras que cambian todo. Por que? por que si es verdad que los bancos crean dinero, entonces el dinero no es neutral, es decir, su existencia tiene efectos sobre la economía.

Uno de los efectos interesantes es que, en una economía neoclásica, el ahorro precede a la inversión. Se supone que es lo que se ahorra lo que se tiene disponible para la inversión. Esto se parece mucho a una economía de trueque, donde podríamos imaginar a ese ahorro e inversión como un producto físico -como por ejemplo, granos de maíz. De lo que se cosecha, una parte se destina al consumo y el resto se ahorra, con intensión de invertirlo. Esta idea está presente en la actualidad y dirige muchas de las políticas monetarias, en las que se pretende que el aumento de la tasa de interés sirva como un incentivo para el ahorro y a su vez genere inversión productiva.

Pero esta idea es errónea. Si los bancos generan dinero, el ahorro no precede a la inversión, sino que al contrario, no solo va después de esta, sino que además la inversión es causa del ahorro. Los bancos no necesitan de grandes cantidades de ahorros para otorgar créditos. De hecho ,en teoría, un cuarto de los fondos prestables es generalmente suficiente reserva para que un banco opere. Por lo tanto, mucha de la política económica podría verse en el futuro como los químicos modernos veían a los alquimistas de antaño: no es que sean tontos, pero las bases teóricas en las que estaban operando no eran las correctas.

La teoría suele ser subestimada, pero las ideas tienen en realidad mucho más poder del que modestamente suelen presumir.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s